En el futuro, los probióticos no solo se usaran en la alimentación sana de las personas, sino que también tendrán aplicaciones extendidas en la medicina y la odontología.

Esto se desprende de un trabajo investigativo publicado en la revisa “Science”, en el que se explica que estos alimentos, bebidas y suplementos dietéticos que contienen microbios vivos procedentes del cuerpo humano, ayudarán a diagnosticar y tratar enfermedades.

Los autores señalan además que los complejos a base de bacterias serán objeto de receta en consultas médicas.

Los autores son el científico de la Universidad de Stanford (California), J.L. Sonnenburg, y el de la Universidad de California en San Francisco, M.A. Fischbach.

El estudio, titulado “Sanidad comunitaria: oportunidades terapéuticas en el microbioma humano”, prevé un futuro en el que los probióticos serán desarrollados y modificados por las compañías farmacéuticas y biotecnológicas, y regulados por la Oficina de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU.

Según Sonnenburg y Fischbach, los probióticos pueden aplicarse en pastas de dientes del futuro que, al contener cultivos vivos o prebióticos, ayuden a prevenir la caries dental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*