El tratamiento de los niños en el dentista es complicado, y se puede dificultar aún más si se trata de una emergencia, cuando el peque está asustado y siente mucho dolor.

Para los dentistas, prepararse para afrontar estas situaciones es importante. Pero, como la tecnología ha venido a echar una mano, ahora se presenta una niña robot que facilita las cosas.

El objetivo del equipo es objetivo ayudar a los estudiantes de odontología a formarse en la práctica de las emergencias con niños.

De 1,10 metros, 23 kilos y parecida a una niña de cinco años, el robot fue fabricado por la empresa japonesa Tmsuk, en colaboración con el Departamento de Ortodoncia de la Universidad de Showa.

Pero la niña robot no solo tiene forma humana, sino que su comportamiento emula muy bien a una peque.

Por ejemplo, es capaz de imitar vómitos, convulsiones y llanto. Son acciones que se controlan de manera inalámbrica desde un ordenador de mesa o una tablet.

Además llora, expresa dolor y agita los brazos y piernas, incluso la cabeza. También su cara puede palidecer o enrojecer, dependiendo de la situación. Desde su pecho hay sonidos cardíacos, por lo que es posible auscultarla y medir la presión arterial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*