Una nueva tecnología permitiría acelerar considerablemente la osteointegración de los implantes dentales en las personas en las que el proceso se dificulta o es lento, a través de un sistema que incluye la electromagnética.

El desarrollo de la investigación estuvo a cargo de la empresa isrelí Magdent, que aseguró que se puede mejorar la calidad del hueso en los pacientes que lo necesiten.

“El sistema podría cambiar el enfoque de los odontólogos y médicos para implantes en general, y especialmente en el proceso mediante el cual las infecciones resultantes del proceso de implantación son tratadas”, explicó Shlomo Barak, cirujano oral, fundador y actual CEO de Magdent.

En los últimos años los implantes de han popularizado, porque permiten tener de nuevo el diente o la dentadura pérdida de una forma u otra. Y así, la tecnología ha avanzado al punto de impactar positivamente en los resultados y el precio del tratamiento.

Se trata de un dispositivo denominado MED (Miniaturized Electromagnetic Device) o Dispositivo Electromagnético en Miniatura, lo suficientemente pequeño para caber en la mayoría de implantes dentales existentes.

Se adjunta a la parte superior del poste y el campo electrónico emana ondas wafts en las encías del paciente para acelerar la oseointegración y el fortalecimiento del hueso.

El dispositivo, entonces, estimula activamente, mejorando y acelerando el proceso de formación de hueso y oseointegración asegurando en un menor tiempo el éxito en la colocación del implante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*