Tras completar un año en funcionamiento, la Odontología Solidaria de Burgos ya tiene una lista de 50 pacientes, atendidos a pesar de la pandemia de coronavirus.

La clínica comenzó a funcionar a finales de 2019 y estaba prevista su inauguración oficial en marzo de 2020, pero no ha podido ser debido a la crisis sanitaria.

Pero el trabajo no se ha detenido en el espacio cedido por el Hospital San Juan de Dios en la capital burgalesa, que realiza un grupo de dentistas e higienistas voluntarios.

Los beneficiados son aquellos que por su situación socioeconómica acuden derivadas por los servicios sociales.

Odontología Solidaria en Burgos tiene una lista de unos 50 pacientes, confirmó José Manuel Díaz, el odontólogo al frente del proyecto.

Un año después y con varios meses cerrados por las restricciones, Díaz reconoce que ha costado darse a conocer pero la situación mejora, “poco a poco nos van conociendo más pero ha costado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*