Se ha dicho que el consultorio dental es uno de los lugares con mayor riesgo para contraer la COVID-19 e incluso la Organización Mundial de la Salud ha pedido no ir al dentista si no hay una gravedad en el caso.

Pero los odontólogos han reclamado esta aseveración de la OMS, pues no es recomendable suspender tratamientos o descuidar la salud bucodental, ya que está relacionada con la salud general.

Así, aparece la Federación Europea de Periodoncistas (EFP, por sus siglas en inglés) que instó a la ciudadanía a continuar con su tratamiento dental pese a la crisis del coronavirus y las recomendaciones de la OMS, ya que de no hacerlo implicaría “poner en riesgo su salud e incluso sus vidas”.

La asociación recordó en un comunicado que los profesionales del sector han activado un protocolo sanitario para evitar contagios en consultas y que no tratar adecuadamente enfermedades vinculadas a la dentadura puede agravar afecciones cardiovasculares o diabetes.

Sobre este punto, varios entes colegiales han destacado las medidas de bioseguridad y sanitarias de los odontólogos, quienes están acostumbrados a lidiar con virus y bacterias en su práctica diaria. Tienen todas las herramientas para evitar la llamada ‘contaminación cruzada’.

El secretario general de la federación europea, Nicola West, aseveró que la salud bucodental es un componente esencial para la salud en general y que, además, los profesionales han garantizado el control de las infecciones en los últimos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*