Las personas sin dientes, o edéntulos, ahora tienen la posibilidad de que se les pueda colocar un implante y recuperar su dentadura y su sonrisa.

La Academy of Osseointegration (AO) expandió las Directrices Prácticas Clínicas en estos casos para incluir pacientes edéntulos.

Uno de los miembros de la Academia, Clark Stanford, celebró que el avance tecnológico haya perfeccionado las herramientas diagnósticas en la odontología, mejorando los materiales y las opciones protésicas para manejar los maxilares edéntulos, haciendo que el número de pacientes elegibles para el tratamiento con implantes se eleve.

Stanford, que es profesor y decano de la Escuela Dental de la Universidad de Ilinois, en Estados Unidos, detalló que la Academia quiere desarrollar procesos y crear modelos que puedan ser aplicados en la realidad en maxilares edéntulos.

Las directrices que amplió la AO cubren cinco áreas principales:

-Papel del injerto para el aumento de las crestas óseas con el fin de colocar implantes dentales.

-Diseño del implante y el manejo del maxilar edéntulos.

-Imagenología como guía para la colocación de los implantes.

-Materiales biológicos para aumentar la cresta ósea.

-Manejo protésico.

El documento explica que todo profesional debe hacerse estas preguntas claves en cada caso específico:

-¿Cuál es la relación de la cresta maxilar/mandibular?

-¿Cuál es la calidad y cantidad de tejido duro y blando?

-¿Puede el paciente mantener una adecuada higiene bucal?

-¿El paciente presenta hábitos que lo colocan en la categoría de riesgo?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*