La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) explicó que con el cepillado diario sólo se elimina la placa bacteriana de la cara exterior e interior de los dientes, un 60%. En este sentido, faltaría limpiar los espacios entre dientes, el 40% restante, zonas de difícil acceso y para las que puedes usar los cepillos interdentales y la seda dental.

La organización indicó que la seda dental es para espacio estrechos o cerrados entre dientes, mientras que los cepillos interdentales se usan cuando existen espacios abiertos entre los dientes.

Para elegir entre la gran variedad de cepillos interdentales (rectos, angulados, cilíndricos, cónicos, etc.), los especialistas de SEPA recomiendan consultar al dentista o higienista dental cuál es el indicado según el caso.

Los expertos de la organización comparten 6 consejos sobre cómo emplear de manera adecuada los cepillos interdentales:

  1. Se deben pasar entre los espacios interdentales, entre los espacios entre dientes e implantes o en los espacios entre implantes dentales. También por debajo de las prótesis fijas y también para limpiar entre los alambres de la ortodoncia.
  2. No hay que empujarlos con fuerza: el cepillo debe entrar al espacio interdental de manera suave. Si hay resistencia, debes cambiar a un tamaño más pequeño.
  3. Los movimientos de limpieza son de delante hacia atrás, varias veces y de forma horizontal. Nunca se deben mover de arriba a abajo, pues podrían quedar enganchados entre los dientes por la parte en la que éstos están más juntos.
  4. Generalmente, utilizamos los interdentales rectos para los dientes anteriores y los curvados para los dientes posteriores, para mejor acceso.
  5. Con los interdentales no se usa pasta de dientes y debes utilizarlos todos los días.
  6. Los cepillos interdentales se limpian con los dedos, debajo del chorro de agua y dejándolos secar en un sitio limpio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*