Las llagas son heridas que salen en el interior de la boca y que pueden llegar a resultar muy molestas, impidiendo poder comer y beber con normalidad. Lo común, es que desaparezcan a los 8 o 10 días máximo, si esto no sucede se debe acudir al dentista, ya que, pueden ser una señal de un problema más grave.

Estas úlceras son de unos 5 centímetros de diámetro, tienen un color blanquecino y se desconocen el problema que las causa, sí que se tiene conocimiento de diferentes factores que pueden causarlas.

Las organizaciones dentales de dentistas han reconocido que hechos como la tensión premenstrual puede provocar la aparición de llagas. Las defensas bajas también son un factor que ayuda a la aparición de estas heridas, al no proteger la boca correctamente. La sequedad de la boca o el estrés son otras causas, al igual que algunos tratamientos, que tienen como efecto secundario la salida de estas llagas.

Para curar las llagas se recomienda:

  • El COEA recomienda los enjuagues con agua y sal, aplicarse una pasta de bicarbonato y agua en la úlcera.
  • Tomar lácteos y helados, evitar los alimentos muy salados, especiados o ácidos.
  • Reforzar la higiene y el uso de geles de ácido hialurónico, que son los más eficaces para reducir los síntomas.
  • Además de todo esto, el Colegio de Dentistas de Alicante apunta que su dentista podrá prescribirle algún colutorio específico o un anestésico tópico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*