El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante (COEA) hizo un llamado de atención a los padres de familia para que estén al día con la salud bucal de sus hijos. En este proceso, la dieta juega un papel clave.

Según los expertos de la organización, una dieta equilibrada es necesaria para que sus hijos desarrollen dientes fuertes y resistentes a las caries. Además de la gama completa de vitaminas y minerales, la dieta de un niño debe incluir mucho calcio, fósforo y los niveles apropiados de flúor.

Según el COEA, “así como el flúor es la mejor protección para sus hijos contra las caries, los alimentos entre comidas de manera frecuente son el peor enemigo. Los azúcares y los almidones presentes en muchos alimentos como galletas, dulces, frutos secos, refrescos, galletas saladas y patatas fritas se combinan con la placa en los dientes para crear ácidos. Estos ácidos atacan el esmalte dental y pueden formar caries”.

Finalmente, la organización puntualizó que cada “ataque de placa” puede durar hasta 20 minutos después de finalizada la comida. Incluso un pequeño bocado puede provocar que la placa produzca ácidos. Por eso, lo mejor es evitar la ingestión de alimentos entre comidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*