Antes de la pandemia de COVID-19 el dentista tenía la tarea de entablar excelentes mecanismos de comunicación con sus pacientes para lograr el grado de confianza necesaria en la consulta dental.

Ahora, con la crisis sanitaria mundial, esta confianza debe maximizarse en la necesidad que tiene el especialista de hacer ver a sus pacientes la importancia de mantener su salud bucal en óptimas condiciones.

La llamada de atención la hace Roberto Ardila, conocido experto en marketing odontológico, que exhorta a mejorar la comunicación con el paciente y a recalcar la importancia de la salud oral tras la pandemia, tomando en cuenta la nueva situación económica que se hereda.

“Durante las últimas décadas el paciente se ha ido malacostumbrando, en gran parte con la anuencia del odontólogo. En cualquier profesión, el solo examen para dar un diagnóstico genera un costo. En medicina, por ejemplo, la visita a un doctor tiene un costo y si el médico necesita radiografías, exámenes de laboratorio o cualquier tipo de apoyo, el paciente primero debe pagar la consulta y los exámenes requeridos“, recuerda Ardila.

Y toca el tema en odontología: “se suele brindar esa primera atención gratis y una vez se le presenta el presupuesto, el paciente empieza por plantear plazos para pagar“.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*