Está comprobada científicamente la relación entre la periodontitis en la mujer embarazada y el nacimiento prematuro de su bebé, debido a una serie de factores que fueron confirmados en una nueva investigación sobre el tema.

El estudio fue realizado por Alessandra Neves Guimaraes y Agustín Silva Mato, ambos del departamento de Ciencias Sanitarias y Médico-Sociales de la Universidad de Alcalá, en España, en colaboración con un grupo de investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais, en Brasil.

Los resultados son definitivos: la enfermedad periodontal materna duplica el riego de partos prematuros y de extremo pretérmino (menos de 32 semanas completas de gestación).

Estos resultados surgieron a partir de los datos recogidos en una maternidad pública de la ciudad brasileña de Belo Horizonte, donde fueron evaluadas 1265 mujeres durante el postparto inmediato.

Hay que recordar que la periodontitis es una enfermedad de origen bacteriano que resulta del desequilibrio ente el sistema inmune del huésped y los microorganismos de la placa dental, y se caracteriza por la inflamación de la encía, pudiendo llegar a provocar la pérdida de piezas dentales.

Mientras que el parto pretérmino –nacimiento antes de las 37 semanas completas de gestación– y el bajo peso al nacer siguen siendo los mayores responsables de la morbilidad y mortalidad neonatal, pudiendo ser causa de graves problemas respiratorios, ceguera o de secuelas neurológicas que comprometan el desarrollo del recién nacido.

¿Cómo es la relación? Las bacterias que provocan la infección e inflamación de la encía pueden llegar al feto o a la placenta por la corriente sanguínea, y algunos de los mediadores inflamatorios asociados con este proceso son los mismos que se relacionan con el trabajo de parto. Por eso, el incremento de los niveles de esos mediadores podría provocar un parto prematuro.

Lo mismo ocurre con el bajo peso al nacer, ya que esos mismos mediadores y sustancias bacterianas que van vía sanguínea pueden alterar, si llegan a la placenta, la nutrición fetal.

Este trabajo fue publicado en el Journal of Periodontology.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*