Hay muchas opciones disponibles para que los pacientes compren aparatos dentales directamente de los proveedores sin visitar previamente a un dentista. Aunque las ofertas de “hágalo usted mismo” a menor precio y desde la comodidad de su propio hogar, adquiriendo aparatos dentales directamente pueden parecer atractivas, debe tener en cuenta que el uso directo de los aparatos de ortodoncia, como un producto de consumo, más que favorecer a sus dientes, puede causarle un grave problema.

Un tratamiento de ortodoncia mal enfocado, y no supervisado por un dentista especializado, además de no brindarle los resultados esperados, puede producir lesiones en la raíz de sus dientes, mal posicionamiento, problemas de mordida y dolores articulares de la mandíbula.

La venta por internet y redes sociales, de férulas transparentes para enderezar los dientes, férulas oclusales para modificar temporalmente su mordida y proteger sus dientes, y dispositivos contra el ronquido comienzan a ser frecuentes y peligrosa su adquisición.

Su ortodoncista es la persona más indicada para recomendar las opciones de tratamiento dental adecuadas para usted, tras haberle realizado un examen clínico completo, diagnóstico y pruebas complementarias.

Varias asociaciones dentales, como la Asociación Dental Canadiense, han intervenido ante esta situación para informar sobre los riesgos que puede representar este tipo de decisión sin conocimiento previo de los riesgos para su salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*