La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) ha explicado que se puede valorar la posibilidad de colocar implantes dentales a un paciente que ha perdido sus dientes a causa de la periodontitis.

Inicialmente, SEPA explicó que las enfermedades periodontales “son aquellas enfermedades de las encías que cursan con inflamación y que, dependiendo del tipo de enfermedad, pueden ocasionar también pérdida del hueso que sujeta a los dientes en los maxilares. Estas enfermedades que conllevan pérdida de hueso son las periodontitis y es imprescindible su diagnóstico y tratamiento, ya que si no se controlan pueden ocasionar pérdida de dientes”.

En este sentido, si he perdido dientes a causa de la periodontitis, la organización explica que “lo principal para poder valorar la posibilidad de colocar implantes dentales y reponer los dientes perdidos es que el resto de los dientes de la boca se encuentren en condiciones de salud, se hayan reducido los factores de riesgo y la periodontitis esté controlada. Una vez la boca se encuentre en un estado de salud valoraremos la cantidad de hueso disponible para colocar un implante dental”.

Según explicó la organización, en la mayoría de los casos se encuentra altura de hueso suficiente para poder rehabilitar la mayoría de las piezas ausentes con implantes dentales.

SEPA puntualizó que “tras la pérdida dental es frecuente encontrar falta de volumen debido a la cicatrización del alveolo tras la extracción, déficit que se puede corregir con biomateriales previamente o, en ocasiones, en el mismo momento de colocar el implante”.

Sin embargo, se explicó que hay otros casos en los que se encuentran limitaciones en altura que pueden requerir la realización de cirugías regenerativas para ganar altura. Estas cirugías consisten en técnicas para reconstrucción ósea que permiten una ganancia de hueso para poder colocar el implante dental.

“Actualmente, una alternativa a la realización de estos procedimientos es la colocación de implantes cortos. Estos implantes están indicados para la rehabilitación de aquellas zonas en las que la altura de hueso es limitada y no queremos recurrir a procedimientos regenerativos complejos”, concluye el reporte de los especialistas.

Finalmente, en los casos de atrofias maxilares severas, la organización explica que existen alternativas a los implantes dentales convencionales con la colocación de implantes en otros huesos próximos a los maxilares, como el hueso malar o cigomático, o el pterigoideo. Sin embargo, el dentista es quien debe evaluar cada caso para indicar el procedimiento más adecuado.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*