Un higienista dental que fue hallado culpable de intrusismo profesional fue condenado a siete meses del cárcel por el Juzgado de lo Penal 18 de Valencia. Además, ha sido inhabilitado como profesional durante un año.

El técnico superior en higiene dental realizaba funciones propias de un dentista en una clínica dental de Alaquàs. Atendía a pacientes en una clínica dental sin la presencia de un dentista y fue descubierto por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia valorando radiografías, diagnosticando y prescribiendo tratamientos a un paciente.

La sentencia es de carácter firme. El fallo del juez considera probado que el acusado sobrepasó las funciones que la Ley reconoce a los técnicos superiores en higiene bucodental y que vienen claramente recogidas en el Real Decreto 1594/1994.

El intruso negó los hechos argumentando que él no realizó el diagnóstico y que solamente trasladó al paciente su opinión con relación al tratamiento al que podía someterse.

Pero, las pruebas aportadas por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, hicieron decidir a la jueza, quien consideró que el higienista actuó en todo momento como si de un dentista se tratase, diagnosticando y prescribiendo el tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*