Cuando surgen nuevos materiales y a la vez innovadores se vuelven famosos. Es lo que está ocurriendo con el carbón activado en los productos odontológicos.

Según una revisión publicada recientemente en el British Dental Journal, la demanda de pasta dental con carbón activado parece estar aumentando en muchos países. Estados Unidos, Reino Unido y Australia son los pioneros.

Los compradores de pasta dental con carbón podrían hacerlo debido a la oferta de que blanquea los dientes y elimina las impurezas mediante la unión a todos los depósitos de la superficie del diente.

Pero, los investigadores dicen que no es más que “un truco de moda y marketing”. Además, alertan que el carbón activado puede causar caries y manchas.

El producto es famoso desde 2016 y hoy puede conseguirse en bebidas, helados y hasta pizzas o hamburguesas.

El carbón activado se obtiene a través de la pirolización (aplicación controlada de altas temperaturas en una atmósfera pobre en oxígeno) de sustratos diversos: desde carbón ‘normal’ a madera.

 A causa de su alta microporosidad, el carbón puede poseer una superficie de 50 m²/g o más si es activo, llegando a valores de más de 2500 m²/g.

Para la investigación citada se revisaron desde 2017 los hallazgos de 118 artículos y una base de datos de 50 pastas dentales a base de carbón. Encontró “evidencia científica insuficiente para justificar los beneficios cosméticos, para la salud (antibacteriano, antifúngico o antiviral; reducción de caries; blanqueamiento dental; desintoxicación oral), o afirmaciones de seguridad de dentífricos a base de carbón comercializados”.

Algunas marcas dicen tener beneficios cosméticos y para la salud. Sin embargo, ninguna de estas afirmaciones tiene evidencia científica que lo respalde, concluyeron expertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*