El miedo al dentista es el sentimiento que más se repite en la consulta de los odontólogos, y no solo lo experimentan los niños, sino también los adultos.

La tarea del dentista es, por tanto, entender los orígenes de ese miedo con su alta capacitación y así atender pacientes aprehensivos, y brindarles la mejor experiencia posible durante el tratamiento.

La premisa es de Carolina Bechara, odontóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela que trabajó en diversas instituciones venezolanas de salud pública durante 14 años y actualmente ejerce en Chile.

En un relato publicado por Dental Tribune, la especialista ofrece una descripción sobre el miedo al dentista explicado desde el punto de vista del paciente, lo que puede ayudar al profesional a entender tal sentimiento.

El problema del miedo es que retrasa la visita al dentista contribuyendo a enfermedades dentales más agudas.

Bechara recuerda que hay muchos tipos de miedo, incluso el miedo a la vergüenza por sentir fobia al odontólogo. Y sigue: “miedo por las malas experiencias anteriores, miedos a los pinchazos de la anestesia, miedo a mantener la boca abierta durante largo tiempo, miedo al instrumental a utilizar, miedo al tratamiento, en fin, el miedo al dentista es un hecho muy común en cada consultorio, más de lo que creemos y estamos conscientes de ello, pero, ¿estamos preparados para saber enfrentarlos?”.

Para enfrentar ese miedo, Bechara propone identificar la razón y elegir una clínica y un profesional que inspire confianza. Concertar una cita con hora, para no retrasarla es importante y luego realizar actividades que relajen, evitar todo aquello que produzca ansiedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*