Mediante una técnica cerrada de injerto es posible colocar un implante en zonas del seno maxilar neumatizado, donde la atrofia ósea reduce considerablemente el espacio disponible para el equipo.

La técnica, o sistema Iraise, fue explicada por el doctor Guillermo Martín González, en un artículo de investigación publicado en la revista Gaceta Dental.

González detalla que la técnica permite colocar simultáneamente el injerto óseo en el interior del seno, mediante una técnica atraumática. Destaca que el implante debe ser especialmente diseñado para esto.

“El postoperatorio tiene una morbilidad mucho menor que el de las técnicas abiertas, y los resultados a largo plazo, son excelentes”, escribe González.

El implantólogo podrá aplicar esta técnica durante tratamientos en las zonas posteriores del maxilar superior, y se consigue con un seno maxilar neumatizado que, junto a otros factores, puede llegar a reducir de forma importante el espacio disponible, haciendo imposible, en muchos casos, la colocación de implantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*