El Gobierno de Australia ha entregado fondos para el desarrollo de un proyecto que defina y haga realidad un sistema que facilite la gestión de la salud dental infantil.

Serán fotografías que tomarían los padres con dispositivos inteligentes y se enviarían a los odontólogos para su evaluación.

La novedad del sistema radicaría en mejorar el acceso a la atención dental de rutina y reduciría las derivaciones inapropiadas o innecesarias, lo que ayudaría a minimizar los tiempos de viaje y espera.

El proyecto de 12 meses tiene como objetivo desarrollar un sistema para examinar a bebés y niños utilizando imágenes de teléfonos inteligentes tomadas por personas no capacitadas. El equipo dental accedería a las imágenes desde su escritorio y ayudaría a determinar si los casos requieren tratamiento o pueden retrasarse.

El proyecto es una colaboración de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation y el Telethon Kids Institute y está dirigido por un grupo de investigadores de la Universidad de Australia Occidental en Perth.

Además, es parte de una línea de investigación en curso que busca la aplicación de tecnología a nivel de consumidor para facilitar el acceso a la atención dental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*