Maximizar los protocolos de bioseguridad en la consulta dental es un objetivo que no tiene límites establecidos. Y la cápsula de aislamiento es una herramienta acorde ante la pandemia de Covid-19 y los riesgos de contagio cruzado.

Es un equipo de acrílicos que se coloca sobre la cabecera del paciente una vez que se acomoda está en la silla de atención.

Algunos centros de atención dental en el mundo han reforzado sus protocolos con esta especie de mampara, para brindar más seguridad al paciente, el médico y el personal asistente.

Al usar esta capsula, el dentista no prescinde de otros elementos de seguridad, como sus equipos de protección individual, mascarilla, guantes, gorro, bata, en incluso protector facial.

Tampoco se dejan de lado los procesos que los entes sanitarios han sugerido para las clínicas dentales, como la toma de temperatura del paciente y su uso de la mascarilla en todo momento, el distanciamiento social y la organización de las citas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*