La periimplantitis se ha vuelto común entre las personas que tienen implantes dentales.

Se trata de una enfermedad inflamatoria que afecta los tejidos blandos y los tejidos duros alrededor del implante oseointegrado, es decir, que es consecuencia de una respuesta del organismo a una infección bacteriana que produce pérdida de encía y de hueso.

Según la estadística uno de cada cinco portadores de implantes terminará desarrollando periimplantitis, mal que se está convirtiendo en la enfermedad dental del siglo XXI.

La periimplantitis está asociada con enfermedades como alzhéimer, enfermedad coronaria y con el desarrollo de enfermedad renal.

El investigador Jan Lindhe aplicó láser en el tratamiento de esta enfermedad, obteniendo buenos resultados, a partir de cortes de tomografía Cone Beam (CBCT) la regeneración ósea que se realiza en un implante.

El investigador explicó el procedimiento: Utilizamos en el implante con periimplantitis un láser de erbio cromo YSSG de longitud de onda 2.780 nm para descontaminar la superficie y su alrededor.

Después utilizamos un láser de diodo de longitud de onda de 940 Nm para estimular la regeneración ósea.

El resultado obtenido en el tiempo de la aplicación del láser es un incremento observable de la densidad ósea. En cuando a los parámetros utilizados en la tomografía Cone Beam, se trata del mismo corte en las cuatro imágenes con el fin de obtener cálculos precisos.

Luego de aplicar el láser, una zona hipodensa en la parte distal del implante, que tenía un halo, había desaparecido a los 15 días de tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*