Hay un tratamiento eficaz, con láser Nd:YAG, capaz de eliminar las malformaciones vasculares venosas de manera exitosa y sin riesgo de una alta recurrencia.

Estas malformaciones vasculares son lesiones benignas que se originan en la piel o en la mucosa, y pueden causar trastornos funcionales y estéticos, sobre todo si aparecen en el rostro o la boca.

El tratamiento de estas lesiones con láser Nd:YAG (granate de itrio y aluminio, contaminado por neodimio) es eficaz e indoloro. La tasa de recurrencia es baja.

Mientras que las lesiones más grandes y profundas requieren más tratamientos y diferentes protocolos, a veces mediante fotocoagulación con láser guiada por ultrasonido.

En un caso específico, una mujer sana de edad avanzada fue tratada con este procedimiento para curar la malformación vascular venosa en su labio inferior, que al principio no causaba problemas pero con el tiempo creció y afectó los dientes superiores.

Se le aplicó fotocoagulación con láser Nd:YAG. La operación se realizó con anestesia tópica (xylocaína al 1%), usando láser Nd:YAG en pulso largo de 47s, frecuencia de 30 Hz y potencia de 5,25 W (Fig. 2).

Después de una sesión se observó una cicatrización completa con una resolución total de la enfermedad después de 3 meses sin ninguna cicatriz evidente en el labio inferior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*