Generalmente se pasa por alto que la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) en niños tiene consecuencias mucho más graves que los ronquidos. Sí, éste es un síntoma que puede alertar a los padres, pero también significa que el niño tiene dificultades respiratorias de vía alta que hacen ruido al dormir.

De allí deviene la importancia de aplicar tratamientos interdiscipliarios a los niños con Apnea Obstructiva del Sueño, de acuerdo a las conclusiones del Congreso de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial.

Con un tratamiento completo, se evitan problemas en el desarrollo de los pequeños.

Pero volviendo al ronquido, no todos los niños que roncan tienen SAOS. Es necesario llevarlo a un especialista para que le haga un diagnóstico, y los ortodoncistas pueden ser de gran ayuda para su detección precoz en la revisión de los 6 años.

Los niños que tienen Apnea del Sueño suelen dejar de respirar durante 10 a 30 segundos mientras duermen aproximadamente. Estas interrupciones cortas en la respiración pueden ocurrir hasta 400 veces cada noche. Los períodos sin respiración los sacan del sueño profundo, por lo que el descanso no es reparador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*