Un dentista mallorquín ha sido absuelto, la parte acusadora, la de la paciente, pedía 3 años y medio de cárcel y una indemnización de 31.008€. Los hechos ocurrieron el febrero de 2018, cuando la paciente acudió a la clínica para realizarse varios tratamientos, la retirada de la muela del juicio y dos piezas dentales más, reparar el hueso liofilizado con un injerto, varias endodoncias y 3 implantes.

Tras la retirada de las piezas dentales y realizar el injerto en el hueso, se le colocaron los tres implantes, tras ello, se denuncia que hubo diversas infecciones que provocaron problemas de salud a la pacientes. Sin embargo, la jueza destaca que el dentista en todo momento detallo los riesgos a la paciente, le explicó los diferentes tratamientos que se podían llevar a cabo según que caso se diera, y por última esta firmó el documento donde declaraba conocer los riesgos.

Por todo ello, la jueza considera inocente al dentista y le libra de todos los cargos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*