Un dentista y un catedrático de la región peruana de Tacna crearon un aparato de aislamiento facial para evitar contagios de coronavirus en la práctica odontológica.

La idea era evitar la propagación del virus en la región, y así mantener la atención bucodental de la población.

El dispositivo creado por Ulises Peñaloza de la Torre y Jaime Humpiri Flores ganó el Concurso Nacional de Invenciones 2020 convocado por el Indecopi.

Es de sencillo diseño, económico de fabricar y de gran utilidad. Permite el contacto directo del odontólogo con sus pacientes y su buen desempeño profesional sin exponerse a los aerosoles con posible carga viral durante la intervención.

“La odontología está catalogada como una de las profesiones de mayor riesgo de contagio debido al contacto directo con la emisión de aerosoles a través de la boca y la nariz”, comentó Peñaloza, que tuvo como objetivo ayudar al sector a no detener la práctica de la odontología durante la pandemia.

El prototipo fue probado con éxito por ambos y otros 40 colegas en Tacna, quienes prestan servicio en el ámbito público y privado. Al corroborar la buena funcionalidad de su invento, ambos decidieron en junio patentarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*