Las bacterias que existen en la boca son resistentes y agresivas, al punto de cavar e instalarse debajo de los empastes dentales, lo que causa la caries recurrente.

Ante el problema, un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto, en Canadá, diseñó un material antimicrobiano que previene la aparición de nuevas cavidades debajo de los empastes.

La investigación, publicada en Science Daily, denomina al nuevo material un empaste inteligente que crea una línea de defensa contra las bacterias, gracias a las partículas diminutas de fármacos antimicrobianos que se autoensamblan.

Ben Hatton, que participó en la investigación, recordó que hasta ahora, los dentistas colocaban en el empaste fármacos para pocas semanas.

Pero ahora han descubierto una combinación de medicamentos y vidrio de sílice que se organizan a sí mismos, molécula por molécula, para maximizar la densidad del fármaco, y suministrar una cantidad suficiente para durar años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*