Una novedad en el ámbito médico de los últimos días es un sensor que puede detectar el mal de Parkinson en fase temprana, a partir del aliento de las personas.

El aparato biomédico fue creado por un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Israel, en el campus de la Universidad de Haifa.

La prueba que realiza el sensor tiene el mismo éxito y fiabilidad que una ecografía del cerebro del paciente en el que se sospecha de Parkinson.

Los investigadores John P. Finberg y Hossam Haick, con sus respectivos equipos multidisciplinarios, diseñaron y construyeron un ingenio con una matriz de cuarenta sensores basados en nanopartículas de oro o nanotubos de carbono. Basados en una compleja estrategia, cada uno de estos sensores tiene una sustancia química diferente.

En los próximos meses los investigadores israelíes trabajarán en nuevos diseños de este sensor, con el objetivo de superar el actual 79% de sensibilidad, 84% de especificidad y 81% de precisión.

El mal de Parkinson aparece cuando las neuronas dejan de producir dopamina, sustancia química del cerebro, esta deficiencia ha sido atacada por años con levodopa, y las investigaciones se han dedicado a buscar otras opciones, sin éxito… hasta el momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*