Una nueva resina modificada se transforma en estado fluido al trabajarse con una pieza de mano, lo que permite al dentista inyectarla en la cavidad dental y manipularla antes de polimerizarla.

Es un nuevo producto presentado por la empresa Kerr Dental llamado SonicFill. Es una resina a la que se le agregó un agente químico biológico.

Una vez se termina de inyectar esta resina en la cavidad, recupera 66% de su viscosidad, permitiendo que el odontólogo pueda manipularla con seguridad y sin que se escurra durante un tiempo óptimo, y después polimerizar en bloque con muy baja contracción de polimerización.

La ventaja del producto, de acuerdo con el fabricante en un comunicado, es que su tecnología de un sólo paso se diferencia a la de cualquier otro composite del mercado.

Las características de la resina la hacen especial para la restauración de sectores posteriores donde las resinas son más adecuadas que la amalgama por los problemas que causa el mercurio.

Es un composite fácil y rápido de aplicar, que no requiere ir paso a paso como antes se hacía con las resinas convencionales, lo cual le brinda rapidez al odontólogo en su clínica pero con seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*