En el inicio de la menopausia, las mujeres suelen sufrir de sofocos y osteoporosis, como consecuencia más grave de la reducción de los niveles de estrógeno, que más adelante podrán mejorar con terapia hormonal.

Un estudio, que incluyó a 492 mujeres posmenopáusicas, arrojó que 113 de ellas recibieron tratamiento para osteoporosis y 379 que no lo hicieron. Aquellas que recibieron el estrógeno sistémico solo o estrógeno más progestina y suplementos de calcio y vitamina D durante al menos seis meses tuvieron menor profundidad de sondaje periodontal, menor nivel clínico de inserción y menor sangrado gingival que las mujeres que no recibieron tratamiento para la osteoporosis.

De acuerdo a la investigación, la prevalencia de periodontitis severa fue 44% menor en el grupo tratado por osteoporosis que en el otro grupo.

JoAnn Pinkerton, directora ejecutiva de la Sociedd Norteamericana de Menopausia, explicó que aunque la higiene dental es prioridad para todos, las mujeres con estrógenos bajos o en tratamiento con bifosfonatos para la osteoporosis deben seguir un buen cuidado dental como parte de su estilo de vida saludable.

“Este estudio demuestra que la terapia hormonal, que ha demostrado ser eficaz en la prevención de la pérdida ósea, también puede prevenir el empeoramiento de la enfermedad de los dientes y las encías, insistió Pinkerton.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*