Perfil profesional

  • Comentarios de pacientes verificados

    • 13/12/2018
      por Ferrer Sebastia Soluciones S.L.
      14/11/2017
      por Laura MP
      Lo que he esperimentado con ella ha sido un decrecimiento paulatino con el tiempo, al principio todo bien, estaba muy contenta, pero poco a poco por pequeñas grandes cosas decidí dejar de ir. Tengo que decir que no iba a todas las revisiones tal y como me tocaba y esa es la parte de mi culpa pero mi decisión se baso en tres puntos fundamentales que nada tienen que ver con revisones y sí con decisiones profesionales. En el primero sucedió que tras conseguí tener los dientes de la parte inferior alineados correctamente me colocó un retenedor por detrás para que no se movieran, todo bien hasta que se rompió y me rasgaba la lengua, acudí a ella y me quitó el hierro que me rasgaba. En el segundo, me sangraban las encías y me olía la boca cada vez más, se lo comenté en varias ocasiones y me recomendó enjuagues, colutorios, dejar de fumar y formas de cepillado. El último punto fueron los largos tiempos de espera. Opino que tenemos como asumido el hecho de esperar horas en la consulta del dentista, personalmente no estoy de acuerdo, creo que la planificación es cosa suya y con tantos años de experiencia estoy convencida de que hay una forma de controlar los tiempos sin tener a tus clientes sabiendo cuando entran pero no cuando saldrán sin poder planificar el resto de su tarde. Por mi parte todo iva bien, confiando en su saber hacer, hasta que por el tema de las esperas decidí consultar otros dentistas. Mi primera sorpresa fue enterarme de que mi problema de encias era una periodontitis bastante avanzada y que la solución era un raspado completo, me someti a este tratamiento y desaparecieron los problemas que arrastraba desde hacía años, olores, sangrado etc. En la misma operación de raspado me comentaron que el retenedor que supuestamente me había quitado tras los dientes traseros aún estaba ahí, trozos inservibles del mismo ya que al no quitarme el roto y ponerme uno nuevo los dientes de abajo que tanto me había costado ponerme rectos habían vuelto a moverse y ahora los tengo desordenados y ya no muerdo bien. Tras consultar varios dentistas, la mayoría coincidían, así que decidí no volver a ella, no sabía cuantas otras situaciones así podían haber ocurrido sin que yo supiera lo que pasaba, había perdido mi confianza. Dos problemas, encías que sangran solución raspado, un retenedor invisible roto se quita y se pone nuevo para que los dientes sigan sin moverse, si no para qué pusimos el primero? Ahora es como si nunca hubiera hecho nada. Por el tema de las esperas simplemente es que no lo acepto y es algo no profesional. Como persona la doctora Bueso me parece una gran mujer, te tranquiliza, te explica todo bien y eso es algo que valoro mucho y el trato es bueno por su parte, agradable y cercano incluso diría que afectuoso, las otras chicas son otro cantar. Pero como profesional ha perdido mi confianza. Pensaba ponerme braquets pero buscaré otro lugar, ya no confío en que sea la idónea para tomar las decisiones adecuadas para la salud de mi boca. Edito después de consultar otros médicos, debido al apiñamiento de los dientes de abajo (que tenía perfectos) ahora mi mordida ha pasado de ser perfecta a estar montada y eso hace que me duela la mandíbula, ole, sumando puntos.
  • Imagen de SOFIA CARMEN BUESO MEDIO
    SOFIA CARMEN BUESO MEDIO