Nanotecnología y odontología

Seguiremos hablando de la relación que existe entre la nanotecnología y la odontología.

Las resinas de micropartículas aparecieron para darle una solución a los problemas que existían con las resinas de micropartículas, en especial en lo vinculado al pulimiento del material. Los fabricantes agregaron rellenos mucho más pequeños, más redondeados, blandos y con un tamaño mucho más apropiado.

Gracias a los avances se pudieron mejor notablemente las características de manipulación, obteniendo una superficie de acabado más lisa, un terminado más rápido y una mejor estabilidad de color.

Entre los inconvenientes de las resinas de micropartículas se encuentra la baja resistencia a la fractura y el alto coeficiente de expansión térmica y la baja resistencia a la tracción.

Frente a la aparición de los problemas con las resinas compuestas aparecieron en el mercado resinas compuestas híbridas o universales. Las mismas estaban constituidas por una mezcla de rellenos de diferentes tamaños. Cabe destacar que este material puede sufrir una desintegración química, además la superficie de la obturación se pone más áspera con el tiempo por el desgaste que sufre la resina a pesar de que se empleen buenas técnicas para el acabado.

A pesar de las desventajas se trata de uno de los materiales usados en la actualidad más próximos a lo ideal.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorMala higiene oral relacionada a virus cancerígeno
Artículo siguienteNiños y fluorosis
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*